Rss (Salud)

¿Es nuestro estilo de vida más importante que nuestro entrenamiento a la hora de ganar salud?

sas

El deporte y su ejecución es algo que siempre en Vitónica estamos defendiendo. Es importante realizar actividad deportiva para estar en perfecto estado y mantenernos activos. Es cierto que hacer deporte nos ayudará a mejorar considerablemente la salud y sentirnos más fuertes, enérgicos y jóvenes. Pero no todo es practicar un deporte sin más. Existen otros cuidados que debemos tener en cuenta y por ello en esta ocasión queremos ver si nuestro estilo de vida es más importante que hacer deporte a la hora de ganar salud.

Los beneficios del deporte todos los conocemos de sobra y por ello es muy recomendable llevarlo a cabo. Pero a la larga los hábitos de vida son mucho más importantes. Sobre todo, existe un punto importante a tener en cuenta, como la alimentación. Como hemos dicho en anteriores ocasiones, casi todos los resultados que vamos a obtener a la hora de entrenar y de estar sanos tiene mucho que ver con la alimentación y los hábitos de vida. Por ello en este post queremos resaltar la importancia de los mismos por encima del simple hecho de hacer deporte.

El deporte es esencial para el organismo

Es cierto que el deporte activa el metabolismo y hace que la circulación y los músculos que componen el cuerpo estén en perfecto estado para responder frente a cualquier contingencia que suframos en el día a día. Pero los músculos no son una parte de un autómata, sino que se nutren y responden en función de cómo nos encontremos nosotros. Por eso nuestra forma de vida pesará más que el entrenamiento que hagamos.

La alimentación, un hábito muy importante

jjhmjhm

En primer lugar vamos a centrarnos en lo importante que es seguir una alimentación sana y equilibrada. Ingerir alimentos equilibrados en los que las dosis de nutrientes sean adecuadas en fundamental a la hora de conseguir un cuerpo en mejor estado. Las frutas y verduras, los vegetales, las proteínas de alta calidad, los ácidos grasos esenciales que podemos encontrar en aceites de oliva, aguacates, frutos secos… Es importante cuidar la alimentación y decantarnos por los alimentos naturales preparados por nosotros mismos, dejando de lado los de origen industrial.

Cuidar la alimentación nos ayudará a sentirnos mucho mejor, más enérgicos. Además de estar ayudando a tener una salud más fuerte, conseguiremos rendir mucho más. Al final la alimentación está unida directamente con el rendimiento. Si estamos bien alimentados conseguiremos un mejor desempeño a la hora de practicar cualquier actividad deportiva. De ahí que no solamente el deporte nos hace estar mejor a nivel general.

El descanso, otro hábito a tener en cuenta

ghhh

El descanso es otro punto que necesitamos cuidar. Se trata de un hábito de vida saludable que no podemos pasar por alto. Descansar las horas correctas a diario es fundamental para que el organismo funcione de manera adecuada. La media de sueño diaria tiene que superar las siete horas. Durante el sueño nuestro cuerpo libera una serie de hormonas que despiertos no liberamos y que hacen que nos recuperemos del cansancio. Además, estás son necesarias para el correcto funcionamiento neuronal y muscular.

Cuidar la alimentación y el deporte es fundamental, pero destinar horas a dormir es también igual de importante y por ello debemos incluirlo en nuestros planes cotidianos. Es un buen hábito que es necesario adquirir. Además, el sueño nos ayudará a regular el metabolismo, hacer que rindamos mucho más, sentirnos y vernos más jóvenes, hacer que consumamos menos alimento a lo largo de la jornada…

Eliminar vicios como el alcohol y el tabaco

Entre los hábitos cotidianos debemos descartar el alcohol y el tabaco. Ambos lo único que hacen es aumentar los niveles de toxinas en el organismo, que intervienen en el mal funcionamiento de determinados órganos. En el caso del tabaco la circulación de la sangre y el estado del aparato respiratorio se verán afectados. Con el alcohol son los riñones y el hígado los que se ven directamente afectados, ya que la sobrecarga a la que los sometemos es elevada.

En definitiva debemos tener muy presente que no solo el deporte nos ayuda a estar sanos. El deporte es una parte de ese todo, pero los diferentes hábitos de vida son igual de importantes a la hora de conseguir una salud en perfecto estado. Al fin y al cabo la actividad deportiva es un hábito más que debe estar presente en nuestras vidas y que aportará su granito de arena. De nada servirá hacer mucho deporte si no estamos bien alimentados y descansados. Lo ideal es lograr un equilibrio perfecto entre todos ellos para sentirnos en perfecto estado.

Imagen | IStock Imagen 1 | IStock Imagen 2 | IStock

En Vitónica | Nueve hábitos de entrenamiento y dieta que están destrozando tu organismo

leer mas...
Si trabajas ocho horas sentado, esto es lo mínimo que debes hacer para cuidar tu salud

Sentado Salud

Creo que no descubrimos nada nuevo cuando decimos que el sedentarismo perjudica, y mucho, la salud. Pero mucha culpa de ese sedentarismo la tiene las horas que pasamos sentados a diario trabajando. Estar sentados es un riesgo para la salud y hoy en día son muchos los trabajos en los que se pasamos gran parte del día sentados.

Ya vimos no hace mucho tiempo que ni siquiera el ejercicio contrarresta el pasar muchas horas sentado. Por tanto, hay hacer un enfoque global de cómo afrontar este problema. Además de intentar reducir el tiempo que estamos sentados, debemos de prestar mucha atención a complementarlo con ejercicio físico y cuidado de la alimentación.

La prevención es lo primero, ¿cómo paso menos horas sentado?

Si trabajo ocho horas sentado y luego en casa estoy otras dos-tres horas, prácticamente me paso medio día en una silla sin moverme. Esto, día a día, supone un impacto muy negativo en la salud. Lo primero que hay que pensar es cómo puedo reducir el número de horas que estoy sentado.

Mesa Estudio Regulable

Una opción sería probar una mesa de trabajo diferente, que no nos obligue a estar sentados. Hay mesas regulables en altura en las que podemos trabajar de pie. No es la panacea ni la solucion al sedentarismo, pero evita que pasemos muchas horas sentados, ya que podemos alternar el estar sentados con estar de pie.

Si mi mesa de trabajo no me permite otra opción que estar sentado, lo que puedo hacer es programar mi día a día para no pasar más de una hora seguida sentado. Podemos poner alarmas o, incluso hay gadgets que nos avisan. Sería levantarnos, dar un pequeño paseo o hacer algún que otro ejercicio de estiramiento o de fuerza, así evitamos que los músculos se entumezcan y que, poco a poco, pierdan fuerza y elasticidad al pasar tantas horas sin moverse. Incluso estando sentados podemos hacer algún ejercicio que otro.

Hay que evitar pasar mucho tiempo seguido sentado.

Depende mucho del trabajo de cada uno, pero si podemos alternar tareas en las que estemos sentados con tareas en las que tengamos que andar o ponernos de pie, sería lo ideal. Hay que intentar evitar todo lo que sea pasar mucho tiempo sentado en una silla.

Si no me muevo en el trabajo, puedo hacer ejercicio antes o después

Una buena idea para paliar las horas que pasamos sentados en el trabajo es ir andando o en bici a trabajar. Al igual, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor o las escaleras mecánicas y, en definitiva, buscar en tu día a día todo lo que sea aumentar el movimiento.

Img 8377

Busca un hueco antes, durante o después del trabajo para hacer algo de ejercicio.

Utilizar la hora de la comida o el descanso para ir al gimnasio o hacer algo de deporte también ayuda a reducir ese sedentarismo de oficina, además de hacernos más productivos. Seguro que cerca de tu trabajo hay un gimnasio, parque o un lugar donde puedas hacer algo de deporte en las horas de descanso.

Y si no hay forma de hacer ejercicio yendo al trabajo o en las pausas, la única opción que queda es hacero después. Mi consejo es que busques una actividad o deporte que te guste mucho y la practiques con la mayor frecuencia que puedas después de trabajar.

Aún así, puede que haya alguien al que sus horarios no le permitan realizar nada de lo anterior. Entonces solo queda la opción de hacer ejercicio los fines de semana o en casa. Y no hay excusa ya que incluso hay rutinas de pocos minutos que podemos hacer en casa.

La alimentación es muy importante para los que pasan muchas horas sentados

Ensalada Con Huevo Pochado

Aunque todos debemos de cuidar nuestra alimentación, una persona que pasa muchas horas sentada debe poner especial atención. Si de por sí no hacer ejercicio es un factor de riesgo, comer mal sería sumar otro factor importante, incrementando las probabilidades de sufrir enfermedades metabólicas.

Estar sentado trabajando muchas veces invita a comer mal: comida rápida, snacks poco saludables, bebidas azucaradas...ante esto, fomentar hábitos saludables básicos como serían: beber agua, comer snacks saludables en el trabajo, reducir los alimentos procesados en nuestra dieta, comer a diario frutas y verduras y, en definitiva, seguir esos hábitos alimenticios saludables que todos sabemos pero que cuesta tanto aplicar. Y si te quedas a comer en el trabajo, os recordamos que comer sano de tupper es posible.

Imágenes | Pixabay, Ikea, iStockphoto y Sanmiguel00

leer mas...
La alimentación es importante para prevenir, pero ella sola no puede curar el cáncer

1366 20001

Un estilo de visa saludable está estrechamente vinculado con la prevención del cáncer y por ello, la alimentación es importante para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad e incluso, puede contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes ya padecen cáncer, pero sólo la dieta no puede curar esta patología.

Prevenir mejor que curar

Una dieta rica en frutas y verduras reduce el riesgo de desarrollar cáncer, mientras que una alimentación pobre en fibra, con exceso de alcohol, carnes procesadas y sin casi antioxidantes es siempre un factor que predispone al desarrollo de esta enfermedad degenerativa según la Organización Mundial de la Salud.

Por eso, cuidar la alimentación es fundamental si queremos prevenir el cáncer y por esta misma razón, las "recetas anticancer" de Odile Fernández han tenido tan buena acogida en los últimos días. Sin embargo, una dieta por más sana que sea no puede curar esta enfermedad, pues lamentablemente aun no hay un tratamiento eficaz en este sentido.

Igualmente, el asesoramiento nutricional y el cuidado de la dieta como acompañamiento de los diferentes tratamientos del cáncer (cirugía, radioterapia y quimioterapia) siempre es favorable para reducir síntomas, mejorar la ingesta de alimentos y proteger el estado nutricional de los afectados, así como mejorar la calidad de vida de los mismos.

1366 2000

Por esta razón, la alimentación no debe descuidarse y en el marco de un adecuado estilo de vida, la misma puede ser clave para prevenir y acompañar el tratamiento del cáncer. Sobre todo, debemos considerar la adecuada ingesta de frutas y verduras, crucíferas como el brócoli y frutos rojos son los más vinculados a la prevención del cáncer, por su alta concentración en antioxidantes.

Sin embargo, no debemos sobredimensionar sus beneficios ni "comprar" la idea de que determinados alimentos, platos y/o hábitos alimenticios pueden curar el cáncer, pues ello resulta como mínimo engañoso y puede desencadenar el consumo de productos o dietas milagro y conductas que no producirán los efectos deseados.

Una dieta saludable puede reducir el riesgo de padecer la enfermedad pero debe quedar claro que la alimentación no puede curar el cáncer, sino sólo ser un buen complemento de su tratamiento.

Bibliografía consultada | Cancer Journal for Clinicians, Volume 56, Issue 6, November/December 2006, Pages 323–353; Carcinogenesis (2008) 29 (9): 1665-1674. DOI: https://doi.org/10.1093/carcin/bgn142 y European Journal of Cancer, May 2001Volume 37, Issue 8, Pages 948–965.
Imagen | iStock y Pixabay

leer mas...
El polen ya está aquí, algunos consejos para evitar que nos afecte tanto

utyu

La primavera ya está cerca y lo estamos notando en el ambiente. El polen ya ha empezado a hacer acto de presencia y para muchos ya se están notando sus efectos en el organismo. Es cierto que si los efectos son muy graves e intensos lo mejor es acudir a un alergólogo para que nos determine un tratamiento adecuado. Pero aun así, es muy recomendable seguir una serie de pautas para evitar padecer episodios complicados de alergia.

La alergia se produce por la exposición al polen, por ello lo que debemos hacer es evitar la exposición excesiva a este agente. Para conseguirlo, el primer paso es evitar salir demasiado a la calle en los días en los que la concentración de polen sea muy elevada. De este modo evitaremos un contacto prolongado con esa sustancia que nos produce el malestar. Para saberlo es necesario estar atentos de los avisos meteorológicos por concentración de polen en el ambiente.

Consejos para evitar el polen dentro de casa

Evitar airear la casa demasiado, sobre todo en las horas en las que se detecta más concentración de polen, que es al amanecer y al atardecer. En estos momentos es mejor no abrir las ventanas para que no entre polen en casa y pueda afectarnos a lo largo del día. Mantener la casa limpia es fundamental para eliminar cualquier resquicio de polen que pueda afectarnos.

Quitarnos la ropa y calzado de la calle

Para conseguir mantener la casa limpia, también es muy importante que al llegar de la calle lo primero que debemos hacer es quitarnos las zapatillas y dejarlas en la entrada para evitar propagar el polen por la casa. Acto seguido lo que haremos será quitarnos rápidamente la ropa que hemos utilizado y echarla a lavar, pues siempre contiene restos de polen. Para ello lo que haremos será ponernos ropa que solo usemos en casa y cansado para la casa, que estarán libres de polen y no nos afectarán dentro del hogar.

Lavarnos las manos y la cara, y si es posible darnos una ducha al llegar a casa son las mejores acciones que podemos hacer para evitar portar polen y estar lo más limpios posible. Tampoco es nada recomendable que tendamos la ropa en la calle para secarse, ya que las concentraciones de polen que se acumularán en las prendas serán elevadas y una vez secas se desprenderán, haciendo que las respiremos con mucha facilidad y que nos afecten.

sdasdas

Consejos para viajar en coche sin polen

Si vamos a viajar en coche es mejor no abrir las ventanas, pues la exposición al polen será elevada, y más con la velocidad, ya que el propio movimiento del vehículo agitará las partículas de polen que se introducirán en el vehículo. Si tenemos calor es mejor poner el aire acondicionado, pero eso sí, es importante que lo tengamos provisto de filtro anti polen para así no filtrar al interior esta sustancia que no queremos.

Cuidados a tener en cuenta en la calle

Cuando salgamos a la calle la manera de actuar debe ser la misma, evitar que nuestro cuerpo esté en contacto con el polen lo menos posible. Para ello es recomendable usar gafas de sol para proteger los ojos del polen. En el caso de que haya altas concentraciones podemos usar mascarillas que realicen una función de filtro para las vías respiratorias. Esto nos ayudará sobremanera a la hora de estar mucho menos expuestos a los efectos del polen en nuestro organismo.

No hacer deporte al aire libre

Sobre todo si somos alérgicos es muy importante que evitemos durante esta época del año salir a hacer deporte al aire libre, y sobre todo en lugares con vegetación. El problema es que cuando hacemos deporte la respiración aumenta y con ella la ingesta de polen. La alergia puede incrementarse y podemos experimentar síntomas mucho mayores que pondrán en jaque nuestro bienestar.

Imagen | Mcfarlandmo Imagen 2 | Guillermo Fdez

En Vitónica | Algunas pautas a tener en cuenta si tenemos alergia y practicamos deporte

leer mas...
Sí, el arroz tiene arsénico, pero no te alarmes: así puedes cocinarlo para eliminarlo

1366 2000

Los cultivos pueden absorber nutrientes y muchos otros elementos de la tierra, tal es así que los granos pueden tener arsénico y no son pocos los expertos que hoy en día desaconsejan el consumo de arroz por esta razón. Sin embargo, aunque el arroz tiene arsénico no debemos alarmarnos, pues podemos eliminar este metaloide cocinándolo correctamente.

El arroz es uno de los alimentos que más arsénico posee pero no es el único, sino que el pan de trigo, los alimentos procesados derivados de granos, la leche y lácteos también suman esta componente a la dieta, siendo mayor la exposición al arsénico entre los niños.

Más allá de estos datos, no debemos alarmarnos, pues la buena noticia es que si aplicamos el método de cocción adecuado podemos eliminar gran parte del arsénico del arroz. Toma nota:

Remojar el arroz previo a la cocción

Colocar en remojo el arroz unas horas previas a su cocción y desechar el agua en el cual fue remojado por un tiempo es una buena alternativa para reducir el contenido de arsénico del arroz.

Esto lo podemos aplicar en casa dejando en remojo el arroz (que debe estar cubierto por agua) desde la noche anterior a su cocción. Si cambiamos el agua de remojo una vez al menos durante el tiempo que permanezca allí los resultados serán aun mejores.

1366 20001

Lavar el arroz antes de cocinarlo

Si tomamos la porción de arroz que vamos a cocinar y la enjuagamos bien bajo el grifo de agua, frotando sus granos una y otra vez, estaremos quitando hasta un 80% el arsénico que contiene.

De ser posible, debemos lavar dos o tres veces el arroz buscando que el agua que resulte del proceso salga lo más clara o transparente posible. De esta forma, quitamos impurezas y reducimos el contenido en arsénico del cereal.

Hervir el arroz en abundante agua

Además de aplicar las medidas anteriores, podemos tomar la precaución de hervir el arroz en abundante agua para reducir el arsénico que este contiene.

En la medida de lo posible debemos usar por cada parte de arroz, tres o más de agua y por supuesto, desechar el agua de la cocción donde quedará retenido gran parte del arsénico. Entonces, lo hervimos y colamos igual que como haríamos con una pasta.

Como hemos dicho y de seguro han leído antes, el arroz sí tiene arsénico pero no debemos alarmarnos, pues con estas técnicas de cocción podemos eliminarlo de nuestros platos o reducirla de manera tal que nunca superaríamos los límites máximos de ingesta establecidos por la Unión Europea desde el 2015.

Bibliografía consultada | EFSA Journal, Volume 12, Issue 3, Version of Record online: 6 MAR 2014; Eur Food Res Technol (2008) 226: 561. doi:10.1007/s00217-007-0571-6; Food Chemistry, Volume 168, 1 February 2015, Pages 294–301 y REGLAMENTO (UE) 2015/1006 de la Comisión Europea.
Imagen | iStock y Directo al Paladar

leer mas...

Acceso a la Revista Digital
Usuario:
Password:


Mapa Web     -     Quiénes Somos      -     Publicidad con Nosotros
© 2007 OUTSIDE COMUNICACIÓN - Saavedra Fajardo, 5 y 7 - planta calle. 28011 Madrid. Telf.: 915 26 80 80. outside@airelibre.com