Rss (Fitness)

Una nueva mutación genética podría hacernos incapaces de beber alcohol

cerveza-alcohol-genes

El ser humano podría estar desarrollando una mutación genética que haría a las personas que la portan incapaces de beber grandes cantidades de alcohol, según sugiere una investigación publicada en Nature Ecology&Evolution. Si esta mutación se expande podría ser un día clave para conseguir una reducción en los problemas de salud relacionados con el abuso de alcohol.

En el estudio, dos investigadores de la Universidad de Pensilvania han analizado el genoma de 2.500 persona de 26 poblaciones en cuatro continentes diferentes para entender mejor cómo el genoma humano sigue cambiando y evolucionando. La información salió del proyecto 1000 Genomas, el mayor catálogo público de datos sobre variación genética humana.

Alteraciones, mutaciones y variantes

Nuestro ADN es el material hereditario que sirve para moldear a cada persona. Ese material se ordena en una secuencia específica que determina cómo se expresan los factores hereditarios en cada persona.

adn-alcohol

A veces, una secuencia de ADN se altera ligeramente para expresar un comportamiento o característica física algo diferente. Es lo que se llama una alteración en el ADN. Si ocurre en un solo individuo se llama mutación, pero si ocurre en suficientes individuos de una población, como el pelo pelirrojo en los habitantes de Europa, se llama variación.

Aquellas variaciones que ayudan a los seres humanos a adaptarse a su entorno y a reproducirse con más éxito se transmiten a las siguientes generaciones, mientras que aquellas que dificultan o estorban la supervivencia suelen quedarse en nada porque no pasan a la descendencia con éxito.

Una mutación que dificulta metabolizar el alcohol

En este estudio, los científicos buscaron genes que hayan emergido recientemente y que estén presentes en distintas poblaciones que no parecen tener demasiado contacto geográfico entre sí. Buscando estas características encontraron cinco variantes prometedoras, relacionadas con la resistencia a la malaria, la salud testicular y la resistencia a enfermedades cardíacas. Sin embargo, una de ellas les resultó especialmente interesante por su efecto sobre nuestra capacidad para tolerar el alcohol.

alcohol-sintomas-genes

Cuando bebemos alcohol, nuestro cuerpo metaboliza el etanol de la bebida para que sus componentes químicos sean expulsados lo antes posible. Cuando bebemos demasiado alcohol, nuestro cuerpo se esfuerza por mantener el ritmo de metbolización, y eso produce que demasiado alcohol llegue al riego sanguíneo. Esto es lo que provoca algunos de los efectos desagradables de una borrachera, como náuseas o mareos.

Según los resultados del estudio, esta variante afecta a la capacidad de metabolizar el alcohol, de forma que quien la porta no es capaz de hacerlo con la misma eficacia. Como resultado, incluso pequeñas cantidades de alcohol les causa síntomas extremadamente desagradables, de forma que sería casi imposible que estos individuos lleguen a beber tanto alcohol como para desarrollar alcoholismo.

Sin embargo, de momento, esta variante se ve esporádicamente en distintas poblaciones y todavía no ha generado diferencias significativas sobre la salud y el estilo de vida de estas personas, y los investigadores insisten en que la expansión de este gen no sería la solución única y definitiva para el problema de la dependencia del alcohol, un rasgo complejo en el que influyen factores genéticos, ambientales y de comportamiento.

Imágenes | iStock
En Vitónica | El peligro de la moderación: no existe una dosis segura de alcohol

También te recomendamos

¿Te has pasado con los mojitos? Esto ocurre en tu cuerpo y por eso sufres resaca

El consumo crónico de alcohol destroza tu organismo y te mata, así de claro

Energía solar a los pies del sarcófago de Chernóbil

-
La noticia Una nueva mutación genética podría hacernos incapaces de beber alcohol fue publicada originalmente en Vitónica por Rocío Pérez .

leer mas...
Estos son los alimentos que se asocian a un mayor riesgo de depresión, según los expertos de Harvard

alimentos-depresion

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la estrecha relación entre nuestra forma de alimentarnos y cómo esta influye en nuestra salud mental: tan estrecha y tan bien documentada está dicha relación que incluso tiene su propio campo de estudio en medicina, llamado nutrición psiquiátrica, y se utiliza en el tratamiento de la depresión.

Y es que nuestra dieta está íntimamente relacionada no solo con nuestro peso o con nuestra masa muscular, sino también con la salud de nuestra mente. Los diferentes alimentos afectan a cómo nos sentimos con nosotros mismos o frente a los demás, pueden aumentar nuestros niveles de ansiedad o de estrés y repercutir así en nuestra salud mental.

Los expertos de Harvard en esta ocasión nos hablan sobre los alimentos que pueden aumentar nuestro riesgo de caer en una depresión, y también sobre cuáles son aquellos que debemos incluir en nuestra dieta para mejorar nuestra salud mental.

Un reciente meta-análisis publicado esta misma semana en Science Journal analiza cuáles son los mejores y los peores patrones alimentarios en su relación con la depresión. El meta-análisis, que ha incluido 21 estudios diferentes, concluye lo siguiente:

  • Las dietas caracterizadas por un alto consumo de carne roja o carne procesada (aquí se incluyen los embutidos), cereales refinados, dulces, productos lácteos altos en grasa, mantequillas, patatas, salsas altas en grasas, y con una ingesta pequeña de frutas y vegetales se relacionan con un mayor riesgo de depresión.

  • Las dietas caracterizadas por un alto consumo de frutas, vegetales, cereales integrales, pescados, aceite de oliva, lácteos bajos en grasas, antioxidantes, y con un consumo reducido de alimentos de origen animal se asocian con un menor riesgo de depresión.

De nuevo, subrayan los expertos de Harvard, y como decíamos ayer mismo, la calidad de la dieta es más importante que la cantidad de calorías de la misma. Los buenos hábitos alimentarios como evitar azúcares añadidos o evitar productos ultraprocesados benefician también a nuestra salud mental.

Imagen | iStock
En Vitónica | La causa de la depresión puede encontrarse en tu intestino
En Vitónica | Así es como el ejercicio físico puede ayudarte a superar una depresión
En Vitónica | Nueve mitos sobre la depresión que tienes que dejar de creer

También te recomendamos

El ejercicio físico es un tratamiento para la depresión

Energía solar a los pies del sarcófago de Chernóbil

Los nueve mejores alimentos para nuestro cerebro

-
La noticia Estos son los alimentos que se asocian a un mayor riesgo de depresión, según los expertos de Harvard fue publicada originalmente en Vitónica por Lady Fitness .

leer mas...
Este es el entrenamiento de fuerza que te hará correr más rápido en distancias cortas

running-fuerza

Si eres un runner habitual y estás preparando alguna carrera, ya sabes lo que toca: entrenamientos de cuestas, de técnica de carrera, rodajes largos y tranquilos, tiradas más cortas y más rápidas... Pero ¿qué pasa con el entrenamiento de fuerza? ¿Por qué se nos olvida a menudo una parte fundamental de nuestro entrenamiento?

Muchos de los corredores no realizan nunca un entrenamiento de fuerza, y mucho menos un entrenamiento de fuerza máxima, con cargas altas y pocas repeticiones. Sin embargo, un estudio publicado en 2015 ya nos advertía de que este tipo de entrenamiento, realizando solamente dos sesiones semanales durante seis semanas, mejora el desempeño de los runners casi en un 4%. Más o menos como las famosas zapatillas de Nike en el reto Breaking2, solo que más barato.

El estudio comparó los resultados de dos grupos de corredores en pruebas de cinco kilómetros: por un lado un grupo que solamente se dedicaba al entrenamiento de carrera, y por otro un grupo que combinaba el entrenamiento de carrera con el entrenamiento de fuerza máxima.

Los ejercicios a incluir en la rutina: peso muerto rumano, media sentadilla, zancadas y elevaciones de talones

¿Cómo se entrenaba en las sesiones de fuerza? Se realizaban entrenamientos con cuatro series de cuatro repeticiones al 80% de la repetición máxima (volumen bajo de entrenamiento pero con cargas altas) con cuatro movimientos: peso muerto rumano, media sentadilla, zancadas y elevaciones de talones.

El estudio llegó a la conclusión de que aquellos atletas que habían combinado el entrenamiento de fuerza máxima con el de carrera en dos sesiones semanales durante seis semanas habían mejorado casi un 4% su desempeño en la distancia de cinco kilómetros.

Merece la pena entrenar la fuerza si eres corredor, tanto para mejorar tu desempeño como runner como para prevenir posibles lesiones frecuentes en los corredores, ¡no lo pases por alto!

Imagen | istock
En Vitónica | Sonreír mientras corres te convierte en un runner más eficiente

También te recomendamos

Energía solar a los pies del sarcófago de Chernóbil

Dos formas de entrenar la fuerza: el método de la repetición máxima y el método de las repeticiones en reserva

Maratón, daño muscular y la importancia de ir al gimnasio

-
La noticia Este es el entrenamiento de fuerza que te hará correr más rápido en distancias cortas fue publicada originalmente en Vitónica por Lady Fitness .

leer mas...
La evolución histórica del deporte: desde las Olimpiadas griegas a los machacas de gimnasio

deporte-gimnasio

Aunque a día de hoy tenemos todos (o casi todos) interiorizado que hacer deporte es parte de una vida sana, y que de hecho es algo divertido, esta idea probablemente le habría parecido una excentricidad a gran parte de nuestros congéneres a lo largo de la historia, cuando no una propuesta totalmente absurda para la que no tenían tiempo, energía o ganas.

La consideración del deporte y la actividad física ha ido cambiando, como todo, con el paso de los siglos

China y el Antiguo Egipto

Se han encontrado restos de instrumentos deportivos que datan de miles de años antes de Cristo en la antigua China. Por monumentos e inscripciones se sabe la gimnasia era popular en aquella época. En el Antiguo Egipto ya se habían regulado las competiciones de natación y pesca, y también se practicaban el lanzamiento de jabalina, el salto de altura y la lucha.

egipto-lucha Mural Egipcio en el que se muestra un combate

En la antigua Persia se practicaban deportes que estaban estrechamente relacionados con la participación en batallas, como la justa y el polo, y en las culturas americanas precolombinas se jugaban distintos deportes de pelota, que eran a su vez un tipo de ritual.

Grecia y los Juegos Olímpicos

combate-griego-olimpiadas

La civilización griega tenía muy arraigada la competición deportiva y la actividad física como una forma de cuidar la salud física y también moral. Era mejor persona quien hacía deporte y se mantenía en forma. Allí se crearon los Juegos Olímpicos, una competición deportiva en varias disciplinas (la mayoría correspondientes a lo que hoy llamamos atletismo) que se celebraban cada cuatro años en Olimpia y cuyos vencedores obtenían un enorme respeto social

Roma y las carreras

auriga-carrera-roma Durante el imperio romano se construyeron los circos, enormes anfiteatros donde la gente acudía a ver espectáculos muchas veces sangrientos, en los que los gladiadores se mataban entre sí. También acudían a ver carreras de cuádrigas, carros tirados por cuatro caballos, una especie de fórmula 1 de la época. Los conductores de las cuádrigas podían ganar mucha fama y dinero, y el público los seguía con interés y apostaba por sus favoritos.

La Edad Media: solo las clases altas juegan

soule-baja-normandia Con la caída del imperio romano y la llegada del cristianismo para muchos se acabó la diversión. Los ciudadanos quedaron divididos en cuatro clases sociales: nobleza, clero, caballeros y pueblo llano, y para este último, normalmente viviendo en situaciones penosas, no había mucho a lo que jugar. Cuando lo hacían, practicaban un deporte llamado soule, en el que dos bandos movían una pelota hacia la portería contraria. Es el precursor del fútbol y del hockey, ya que podía jugarse con los pies o con un bastón.

Eran las clases altas, la nobleza y los caballeros, los que sí tenían tiempo para dedicarlo al ocio y a la actividad física. Sobre todo lo hacían en justas y torneos, en los que se recreaban actividades y competiciones similares a los de una batalla.

Las clases más altas practicaban jeu de paume, un juego que antecede al tenis y otros deportes de raqueta, en el que dos jugadores separados por una cuerda tendida entre dos postes deben conseguir que una pelota bote en el campo contrario.

El Renacimiento y el renacer del deporte

Las ciudades crecen y la burguesía se asienta, lo que hace que crezca el interés por el deporte y el ocio activo. Se desarrollan varios deportes nuevos y se establecen y asientan sus reglas. Existen dos corrientes filosóficas en torno al deporte en esta época, una proveniente de Italia y la otra de Inglaterra.

En Italia se considera que la actividad física es una buena forma de armonizar cuerpo y alma, así que se le da un carácter lúdico: la danza, la equitación, la natación, el atletismo... Además, se delimitan ciertas normas para que la rivalidad deportiva no se revista de agresiones hacia el contrincante. El calcio florentino, sucesor del soule, que practicaban masivamente distintas clases sociales, se dota de reglas para evitar las agresiones, y la estética será en muchos casos más importante que los logros deportivos.

partido-calcio-florentino

También nace en esta época en Italia la medicina deportiva, que une el interés por la actividad física con el estudio del cuerpo humano.

Mientras, en Inglaterra, una sociedad con un mayor arraigo de lo espiritual, el surgimiento de actividades deportivas se considera un crecimiento espiritual que se traduce en beneficios corporales a través de la actividad física. En una primera clasificación de las cualidades motrices se separa el trabajo físico en: ejercicios de fuerza, ejercicios de agilidad, ejercicios de velocidad, digestivos y de guerra y paz.

En general el surgimiento de las urbes y las relaciones sociales y comerciales entre países favorecen que nazcan y se extiendan nuevos juegos y deportes en los que participan las distintas clases sociales.

La revolución industrial y el deporte como industria

Tras el Renacimiento, que fue una época de transición, llegó la Revolución Industrial y sus desarrollos técnicos y científicos que también se aplicaron al deporte: el equipamiento deportivo se perfeccionó y comenzó a producir a gran escala, y los atletas entrenaban con sistemas estructurados para alcanzar su máximo potencial.

Naismith-historia-baloncesto James Naismith, inventor del baloncesto, con los dos elementos básicos que dan nombre a este deporte

Aparecieron nuevos deportes, como el baloncesto, el voley y el balonmano, inventados en Estados Unidos directamente como productos para el mercado. La cuantificación se convirtió en una de las bases del deporte: los éxitos o fracasos deportivos comenzaron a medirse y surgió el concepto de récord deportivo como una marca nunca antes superada.

Durante el siglo XIX, formas modernas de deporte creadas para las clases altas se extendieron al público común. Organizaciones nacionales crearon reglas estandarizadas que convirtieron los encuentros deportivos esporádicos en ligas sistematizadas donde se registraban los resultados para crear clasificaciones continuadas.

El siglo XX y los espectadores

Ahora cientos de personas pueden seguir a un equipo. El deporte se convierte en un fenómeno de masas

Con la llegada de los medios de comunicación de masas (primero la radio, luego la televisión y por último internet) los deportes adquieren una nueva dimensión: ya no son solo los jugadores o el puñado de espectadores que caben en un estadio, todavía modestos. Ahora cientos de personas pueden seguir a un equipo. El deporte se convierte en un fenómeno de masas.

Esto convierte a algunas personas en profesionales del deporte: pueden vivir de ello porque se les paga. Esto profesionaliza sus entrenamientos, y crea un sector económico a su alrededor: entrenadores, preparadores, médicos deportivos... Los deportistas se convierten en figuras sociales con una gran influencia, y la publicidad entra también en escena.

El siglo XXI: volvemos a la virtud del deporte

Entre finales del siglo XX y principios del XXI el mundo vive una epidemia de obesidad causada en parte por una vida excesivamente sedentaria: en mundo desarrollado los trabajos físicos, especialmente en el campo o la industria, han dado pie a otro tipo de empleos que implican pasar muchas horas sentados.

virtud-deporte-sigloxxi

Aunque la esperanza de vida es más alta que nunca, la calidad de esa vida se resiente por la falta de actividad física. El ejercicio y el deporte se erigen como uno de los pilares de una vida sana, y volvemos a relacionar de alguna forma el ejercicio con la virtud, como ya hacían los griegos. Cada vez más gente decide hacer ejercicio como parte de sus actividades de ocio.

En el otro extremo, esa tendencia se convierte en presión, y unida al exacerbado culto al cuerpo lleva a mucha gente a obsesionarse con el deporte, con cultivar su cuerpo y su musculatura, lo cual acaba creando problemas de salud por el otro extremo: lesiones, problemas nutricionales y desequilibrios psicológicos.

En cualquier caso, el deporte amateur es todo un negocio y nacen empresas en todos los sectores orientadas a los deportistas: de alimentación, de ropa, de tecnología, etc.

Imágenes | Pixabay
En Vitónica | La curiosa historia de la diabetes: de los antiguos egipcios al siglo XXI

También te recomendamos

Energía solar a los pies del sarcófago de Chernóbil

El deporte nudista un sin sentido

Un culturista francés sin hogar, la historia de Jacques Sayagh

-
La noticia La evolución histórica del deporte: desde las Olimpiadas griegas a los machacas de gimnasio fue publicada originalmente en Vitónica por Rocío Pérez .

leer mas...
Entrenar con pesos altos en el gimnasio no siempre merece la pena (y la ciencia te explica por qué)

levantar-pesado

En inglés y en el mundo del fitness es muy popular una frase que dice Lift Heavy or Go Home que traducimos como levanta pesado o vete a casa. ¿Quiere decir esto que si no levantamos pesos elevados no merece la pena entrenar? ¿Realmente es mejor levantar pesos elevados que hacer muchas repeticiones con poco peso? Yo personalmente tengo una opinión al respecto, pero primero veamos que dicen los estudios.

El estudio más importante que podemos encontrar respecto de los pesos empleados y el número de repeticiones es este meta-análisis de 2016 que comparó los resultados de levantar pesado (pesos por encima del 65% de una repetición máxima) con levantar ligero (pesos inferiores al 65%).

Después de analizar cientos de estudios con cientos de pacientes se llegó a la conclusión de que ambos grupos obtenían más o menos las mismas ganancias en cuanto a hipertrofia y eso que hubo algunos experimentos en los que los individuos de pesos ligeros llegaban a hacer hasta 100 repeticiones por ejercicio. Imagínate si eran bajos los pesos que empleaban en algunos casos que los pacientes eran capaces de hacer hasta cien repeticiones seguidas.

Al final, la conclusión de este meta-análisis es que no es tan importante el peso empleado sino el volumen total del entrenamiento. Es decir, los pesos utilizados por el número de repeticiones y series. Según los expertos, siempre que el volumen del entrenamiento sea similar los resultados de hipertrofia también lo serán.

Por lo tanto obtendríamos la misma hipertrofia si hacemos tres series de pecho de doce repeticiones con 100 kilos de peso que si hacemos siete series de tres repeticiones con 170 kilos. En ambos casos el volumen es similar y los resultados también lo serán.

Entonces, ¿tengo que levantar pesado?

levantar-pesado

No, o más bien, no siempre. Si tu objetivo es el de ganar masa muscular no hay ninguna razón para levantar pesos máximos o muy cercanos a tu repetición máxima.

Para empezar los estudios concluyen que en cuanto a hipertrofia los resultados serán similares, pero es que además el riesgo de entrenar pesado es muy elevado. Cuanto más cerca de tu repetición máxima estés trabajando peor será la técnica y mayor las posibilidades de realizar algún movimiento involuntario que acabe en lesión. Simplemente es un riesgo innecesario.

El único caso en el que sí recomiendo tirar pesado es cuando entrenas para un deporte estrictamente de fuerza como puede ser el powerlifting o la halterofilia. Tal y como podemos ver en este estudio de octubre de 2015 aunque los resultados en cuanto a hipertrofia, otra vez, son similares en fuerza si se aprecian diferencias. En él las personas que usaron pesos altos ganaron más fuerza tanto en el torso como en las piernas.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Aclaremos conceptos sobre la fuerza: fuerza máxima

También te recomendamos

Energía solar a los pies del sarcófago de Chernóbil

¿Más peso o más repeticiones? Esto es lo que tienes que hacer en el gimnasio dependiendo de tu objetivo

Si quieres aumentar más tu fuerza y ganar más masa muscular, ¡deja de una vez de levantar lento!

-
La noticia Entrenar con pesos altos en el gimnasio no siempre merece la pena (y la ciencia te explica por qué) fue publicada originalmente en Vitónica por Víctor Falcón .

leer mas...

Acceso a la Revista Digital
Usuario:
Password:


Mapa Web     -     Quiénes Somos      -     Publicidad con Nosotros
© 2007 OUTSIDE COMUNICACIÓN - Saavedra Fajardo, 5 y 7 - planta calle. 28011 Madrid. Telf.: 915 26 80 80. outside@airelibre.com